Cómo cuidar perros

Cómo cuidar perros

356
0
Compartir
Cuidado de perros

Cuidados de perros

Dale de comer a tu perro adulto 1 o 2 veces al día y 4 veces si se trata de un cachorro. Es muy importante que tengas siempre un recipiente limpio con abundante agua para que tome cuando sienta sed.

Para la alimentación de tu mascota utiliza alimentos secos de acuerdo a su edad y necesidad. Nunca le des alimentos crudos ya que estos podrían ser la causa de futuras enfermedades parasitarias.

Es recomendable evitar la obesidad en nuestros animales y la prevención es la mejor estrategia. Según los expertos un animal normal debe mostrar sus costillas en forma palpable como un reloj de arena visto desde arriba. La buena noticia es que existen en la actualidad dietas comerciales en el mercado que con seguridad nos ayudarán a impedir la obesidad.

La dieta adecuada para periodos de gestación o lactancia para las perras y gatas deben ser fórmulas comerciales de gama alta, sobre todo durante las tres o cuatros semanas últimas de gestación y durante la lactancia.

La cantidad de alimentos debe aumentarse a razón 1.5 veces más durante la primera semana de lactancia, dos veces más en la segunda semana y hasta tres veces más en la tercera semana de lactación.

Recuerda ofrecerle a tu perro un lugar limpio y abrigado donde pueda dormir.

Mantén a tu mascota siempre con su correa de identificación, de tal maner que si te escapa a la calle sepan que tiene dueño.

No pongas tus animales en lugares reducidos, húmedos , insalubres o amarradas por muchas horas.

Visita tu veterinario junto con tu mascota periódicamente para que estén sus vacunas al día y puedas detectar enfermedades infecciosas a tiempo.

Lleva tu perro a pasear contigo para que se ejercite, esto te evitará problemas de conducta y ambos se sentirán bien.

Coopera con la conservación del medio ambiente y cuando tu animal deposite sus detritos en la vía pública o en los predios de tu vecindario, no trates de escapar dejando atrás una mala sorpresa; se responsable de tu mascota. Recuerda, cuida la acera del vecino y él cuidará la tuya.

Toma una bolsa y ponla al revés, usala en forma de guante para agarrar la deposición del animal. Una vez que tienes la “cosa” asida, recoge los extremos de la bolsa y todos quedará dentro del cartucho. Utiliza una segundo cartucho de ser necesario, porque es difícil intentar hacerlo una segunda vez sin usar otra bolsa. Después haz un nudo y tíralo en un basurero público, no en el de tu vecino, en cualquier caso, lo echamos en el nuestro.

Una última recomendación: Juega con el y dale cariño y pasarán un un rato agradable.

Popularity: 2% [?]