El 31 de marzo ha sido escogido para concienciar y promocionar la prevención del cáncer de colon, recomendando una alimentación balanceada rica en fibras y pobre en grasas.

En esta enfermedad cada vez más común en nuestro medio, las células malignas se localizan en la región intermedia y más larga del intestino grueso. En algunos países este tipo de cáncer es bastante común y se realizan masivas campañas de prevención contra este cáncer. Es importante recalcar que el cáncer del colon es fácil de detectar y tiene un alto porcentaje de curación, además, tarda significativamente en desarrollarse. Esta parte del intestino grueso conocido como colon junto con el recto ( parte final del intestino grueso ), es el sitio donde se acumulan las heces antes de ser evacuadas fuera del cuerpo a través del ano. Esta función genera un almacenamiento de toxinas relacionadas con los desechos que son propicio para que el cáncer se manifieste.

Por este motivo tenemos que adoptar medidas para reducir el tiempo del tránsito intestinal a través de una dieta balanceada que combata el estreñimiento y promueva deposiciones adecuadas para una vida saludable.

El cáncer de colon está asociado con dietas con abundantes grasas y pobres en fibras y, se presenta por lo general en varones mayores de 50 años.

Existen ciertos factores que predisponen a padecer el cáncer de colon, como lo son un estilo de vida sedentario, enfermedades intestinales, obesidad y tabaquismo.

 

Consejos para la prevención del cáncer de colon

Recomendaciones dietéticas:

  • Algunos expertos europeos recomiendan la dieta mediterránea para gozar de una salud exenta de los peligros de esta enfermedad.
  •  Consumir frecuentemente alimentos ricos en fibras como cereales integrales, legumbres, harinas integrales, hortalizas y frutos secos.
  • Consumir a diario 6 vegetales:  2 frutas 80% alcalino
  • Un almidón y una proteína 20% ácidos
  • Ingerir los alimentos 60% crudos

Cuando los individuos tienen antecedentes familiares donde han padecido cáncer de colon y son mayores de 50 años, tienen que asumir actitudes estratégicas de prevención y hacerse cribado periódicas para detectar un posible caso de cáncer colorrectal.

Entre las recomendaciones más importantes son:

  • Análisis de detección de sangre oculta en las heces cada uno o dos años.
  • La sigmoidoscopia cada cinco años.
  • La colonoscopia cada diez años.

Actualmente se estima que entre el 80-90% de los cánceres intervienen factores ambientales y, dentro de esta proporción un 35% se relacionan con la dieta.

Grasas

La ingestión excesiva de grasas aumenta el riesgo de cánceres de colon, mama y próstata.

Fibra

La cantidad y tipo de fibras afectan a la microflora intestinal, el metabolismo de las sales biliares, el volumen fecal y el tiempo de tránsito intestinal. Cualquiera de estos factores pueden relacionarse con la aparición del cáncer de colon.

La vitamina D se ha relacionado con un riesgo menor de cáncer de colon.

Siga estas indicaciones.

  • Restringir las calorías pero teniendo en cuenta cubrir los requerimientos diarios.
  • Evitar en lo posible las carnes rojas.
  • Evitar las grasas animales. No sobrepasar el 10% del total de energía.
  • Eliminar los alimentos refinados industrialmente (harinas, azúcar, sal,etc.).
  • Consumir cereales integrales y sus derivados.
  • Los alimentos vegetales deben ser ingeridos crudos en su mayoría y cultivados sin fertilizantes químicos ni pesticidas.
  • Cocer los alimentos preferiblemente al vapor o a la plancha. Evitar alimentos preparados, precocinados, ahumados y asados al carbón.
  • Consumir aceites obtenidos por presión en frío.
  • Utilizar como fuente proteicas la leche y sus derivados, soja, legumbres, cereales y frutos secos.

El National Cancer Institute, organización que recoge toda la información sobre esta enfermedad en los Estados Unidos, recomienda las siguientes pautas dietéticas:

  • Comer con frecuencia vegetales crucíferos: coles, berros, mostaza, berzas, colinabos, rábanos,etc.
  • Comer frutas y vegetales ricos en vitaminas A y C.
  • Limitar el uso de alimentos salados, ahumados y asados al carbón.

Cuando se trata de gozar una vida saludable, la vía de la prevención es el camino inteligente a seguir, pués, es la manera de mantener un estilo de vida lleno de energía empleando el tiempo para el logro de las metas personales y de la familia, pudiendo compartir entre todos el amor y los valores aprendidos en el seno familiar y en la sociedad. En otras palabras sin salud física y mental, la felicidad resulta una meta no alcanzada.

Popularity: 2% [?]