El verano es una época familiar para disfrutar con nuestra familia, pero la felicidad se puede transformar en una mueca si no tomamos las precauciones de seguridad para salva guardar la vida de nuestros niños que usualmente son los que necesitan más supervisión, como adultos responsables debemos siempre procurar la seguridad de nuestros niños.

A continuación algunos consejos de seguridad para disfrutar de un tiempo en familia alrededor de la piscina.

  • Si tiene una piscina propia, y niños de corta edad, instale una cerca de al menos 1.2 metros (4 pies) de alto alrededor de toda la piscina para asegurar que los niños no sufran accidentes o la muerte;Y evitar que en esta no pueda haber aberturas ni protuberancias que el niño pueda usar para trepar, pasar por debajo de, o pasar a través de, la cerca.
  • Asegúrese de que las puertas que den hacia la piscina se abran desde la piscina hacia la habitación, casa o patio, y se cierre el pestillo o cerradura, y que este no este a una altura que el niño no pueda alcanzar.
  • Nunca deje a los niños solos en, ni cerca de la piscina, incluso durante un solo segundo.
  • Mantenga equipo de rescate (un palo largo con un gancho en el extremo, y un salvavidas) y un teléfono portátil cerca de la piscina.
  • Evite los auxiliares para nadar inflables, como los “flotadores” sin la supervisión de un adulto. No son un sustituto para chalecos salvavidas aprobados, y pueden dar a los niños una falsa sensación de seguridad.
  • Dependiendo de qué tan rápido crezcan, los niños quizá no estén listos para lecciones de natación sino hasta después de su cuarto cumpleaños. Los programas de natación para menores de cuatro años no deben considerarse una manera de disminuir el riesgo de ahogamiento.
  • Siempre que los bebés o los niños que empiezan a andar estén dentro, o cerca, del agua, un adulto debe estar cerca de ellos dentro del alcance de sus brazos, proporcionándoles “supervisión con tacto”.
Es triste oir historias de familias que han perdido a sus hijos menores por falta de supervisión adecuada de una adulto responsable. Aún un segundo de descuido puede transformase en tragedia.
Todos estos consejos son de la AAP (American Academy of Pediatrics ), Academia Americana De Pediatría.

Popularity: 1% [?]