Divertículos del colon: Resultado del estilo de vida

Divertículos del colon: Resultado del estilo de vida

400
0
Compartir

Los divertículos del colon se presentan, como parte de un proceso cada vez  más frecuente que tiene  estrecha relación con los hábitos alimenticios y la edad del sujeto. Es una dolencia que deriva de la forma de comer del mundo civilizado de hoy, en otras palabras, vinculado al estilo de vida del individuo.

Para  dibujarte una descripción más exacta de lo que se trata, te diré que es la formación de saquitos o diminutas hernias hacia la pared exterior del colon, por medio de brechas o puntos débiles en sus capas musculares. Por lo general cursan sin síntomas un largo periodo por lo que son bien toleradas. Un porcentaje de estos casos van a requerir de intervención quirúrgica.

Es imperante, si sospechas de padecer este mal, que antes de culpar a los divertículos de los síntomas  debes  consultar con tu médico, ya que pueden estar involucradas otras enfermedades graves del colon y del recto, incluyendo hasta el cáncer.

Las estadísticas indican que en cantidades globales, el 10% de la población padece de divertículos del colon. Este padecimiento es  mucho más frecuente (entre el 30 – 50% de los habitantes del mundo occidental) partiendo de una edad (entre los 40-50 años en adelante). Los vegetarianos tienen un incidencia muy inferior.

Según investigaciones dadas a conocer  se demuestra la influencia de factores ambientales y en concreto de los hábitos alimentarios. En teoría parece aceptable el papel protector que desempeñan las dietas ricas en fibras y en residuos, que favorecen una masa fecal abundante y evitan alteraciones en la motilidad del colon. En general los especialistas de la salud aceptan como una realidad que el estilo de vida desordenado con una alimentación pobre en fibras, con pocas frutas y vegetales inciden en la prevalencia de esta enfermedad en nuestro medio.

Aunque esta afectación puede darse en cualquier lugar del colon, entre el 90-95% de los casos, la región más elegida para este daño y con mayor número de divertículos es el sigma (zona próxima o vecina del recto). Es la parte del intestino de calibre más reducido y donde las presiones continuas pueden desgastar las paredes que rodean el conducto.

Según análisis científicos una motilidad anómala y exagerada que produce “contracturas” y trata de desplazar infructuosamente la masa fecal reducida, debido a una dieta pobre en fibras, junto con los fenómenos de hiperpresión, actuando sobre puntos debilitados de la capa muscular, puede ser el origen del problema y la explicación del desarrollo de los divertículos.

Su número suele ser variable, desde unos pocos hasta unos centenares. Su tamaño también es impredecible, de pocos milímetros hasta escasos centímetros.

En el interior de los divertículos se coleccionan o impactan las bacterias propios del colon. También, pueden originarse erosiones de la mucosa de los vasos sanguíneos, causa de muchos de sus síntomas y complicaciones que se presentan en la consulta médica.

Síntomas

Se ha observado que más del 80% de los pacientes con enfermedad diverticular no tienen síntomas, aunque con el paso de los años aumenta el riesgo de sufrir complicaciones o episodios agudos de inflamación e infección. A veces se relatan episodios de dolor cólico, que suele estar localizado en la zona inferior izquierda y baja del abdomen. Este cólico a menudo se alivia con la expulsión de gases o heces y se agravan con la ingestión de alimento. No existe otros síntomas y el dolor no es continuo. Es importante estar vigilantes al notar un conjunto de síntomas a los descritos en este artículo.

Además, se intercalan periodos de estreñimiento con algunas crisis pequeñas de diarreas, es semejante al llamado síndrome de colon irritable o inestable.

Cuando se presentan estos episodios de inflamación e infecciones agudas pueden llegar a ser de diferente intensidad y gravedad. Algunas veces puede tratarse de perforaciones con peritonitis grave que requiera intervención inmediata, y en otros casos cursan con diminutas perforaciones “tapadas” o protegidas por otras estructuras. Se siente intenso dolor, continuo, con fiebre, náuseas y vómitos.

Puede existir colecciones de inflamación alrededor del colon (absceso pericólico) y comunicación con otras vísceras (fistulas). Cuando se trata de episodios repetidos, la pared del colon se hace rígida, reduciendo la luz del sigma y pudiendo condicionar episodios agudos de obstrucción.
Una complicación que puede llegar a ser de gravedad es la hemorragia por erosión de un vaso sanguíneo en el seno del divertículo. Esta situación puede amenazar crónicamente al paciente o bien, si sucede de forma aguda y es de cierta intensidad, produce hemorragia por el ano de notable cuantía que requieren estudios y tratamiento inmediato. Es necesario que visites tu médico a la brevedad posible si notas una reunión de estos eventos.

El tratamiento clásico

Para llegar al diagnóstico de enfermedad diverticular, se requiere un estudio cuidadoso por parte del especialista, con la ayuda de diversas técnicas de exploración, incluyendo palpación, rayo X, ultrasonido y otros.
Los pacientes aquejados de diverticulosis cometen un grave error si no consultan oportunamente al médico, pues existen otras enfermedades, algunas con riesgo vital si se les deja evolucionar espontáneamente, que pueden cursar de manera parecida o con síntomas superponibles.
Las formas asintomáticas o con molestias leves no requieren, en general, tratamiento. Se procurará una alimentación rica en fibras (vegetales, legumbres, cereales integrales), incluso suplementada por productos dietéticos adecuados. También conviene favorecer el ritmo intestinal que evite el estreñimiento.
En cuanto a los episodios de diverticulosis aguda, dependerá de la intensidad de los mismos y de la ausencia de complicaciones.

Diferentes causas del estreñimiento

Alimentación inadecuada: Alimentos que excitan el aparato digestivo y putrescibles (que se pudren o pueden pudrir con facilidad) o falta de residuos o agua (carnes).
Causas mecánicas: Alteraciones de forma, capacidad o disposición anatómica del intestino (dilataciones, estrechamientos, desviaciones, acomodamientos,etc.).
Causas tóxicas: Autointoxicación, uso y abuso de medicinas y purgantes que agravan el estreñimiento ya existente.
Causas secretoras o químicas: Suelen ser consecuencias de las anteriores o en combinación de otras. Alteraciones de composición de los jugos digestivos, de la secreción biliar, etc.
Causas nerviosas: Espasmos, depresión e influencias reflejas del sistema nervioso por problemas emocionales o psicológicos. Pérdida de la sensación normal de necesidad de evacuar por reprimirla.
Causas mixtas: La mezcla de varias de las mencionadas.

Dieta naturista recomendada

Las tres comidas del día estarán precedidas del caldo depurativo que más abajo te describo.
El caldo depurativo se obtiene hirviendo en un litro de agua un par de alcachofas, dos cebollas medianas y una zanahoria no tan pequeña rallada.
Se hierve todo por un espacio de media hora con una pizca de sal marina.
De la cocción se obtienen tres vasos, de los que tomaremos uno antes de las tres únicas comidas del día. Un vaso antes del desayuno, otro antes de la comida y un tercero antes de la cena. Aproximadamente 30 minutos antes de cada comida.

Desayuno

Varias cucharadas de muesli (es muy sabroso y además nutritivo, se obtiene en casas de dietética), previamente remojadas en leche de almendras. Tome el muesli y lo acompañas con manzanas agridulces, cuajada de requesón casero, yogur y miel verdadera de abejas, junto con  pan integral a discreción.
Es conveniente que  dos días a la semana ingieras un desayuno frugivorista, es decir, que contenga abundante fruta fresca y pan integral.

Comida

Es importante que tomes en cuenta que nunca comas antes de que hayan trascurrido cinco horas desde el desayuno o almuerzo.

Primer Plato: Ensalada, que no puede faltar como primer plato cualquiera que sea el caso. En esta ensalada debe predominar las habas y guisantes frescos, champiñón crudo y olivas en abundancia. Puedes utilizar una amplia variedad de vegetales frescos, pero sin que falte algunos de los que detallamos con anterioridad.

Opción de segundo plato: Un generoso plato de maizena cocida en caldo de vegetales frescos, o bien mandioca (yuca), también con dicho caldo.

Otro opción de segundo plato: Spaghettis o macarrones integrales guisados con champiñones, tomate, cebolla y requesón casero.

Postre: Una cantidad prudencial de higos secos, dátiles, uvas pasas u orejones.

Complementos: Espolvorear en cualquiera de los platos indicados o en el caldo depurativo unas dos cucharadas de levadura de cerveza desamargada.

Cena

Prepara un emparedado con una barra de pan integral colocando en su interior unas hojas de lechugas, rodajas de tomate, zanahoria rallada, pepino, anillos de cebolla y mayonesa casera.

Otra opción de cena: Sopa de ajos o bien espárragos o puerros hervidos con aceite y limón.

Otra opción de cena:  Surtido de frutas del tiempo con yogur, miel y requesón casero. Pan integral a discreción.

Bebida

Infusión de manzanilla, boldo y menta. También, infusión de anis, hinojo y comino.

Popularity: 2% [?]