Guía de la Provincia Colón en Panamá

Guía de la Provincia Colón en Panamá

989
0
Compartir
Aniversario Provincia Colón

Los primeros visitantes provenientes del viejo continente (Europa) que arribaron a las costas del caribe panameño, en la provincia de Colón, fueron Rodrigo de Bastidas en el año 1501, y posteriormente Cristóbal Colón, en 1502. Esto lo registró la historia como un hecho accidental, ya que estos buscaban la forma de  llegar a las Indias Orientales.

En épocas posteriores en 1542 se estabeció el sistema de Ferias de Galones del Istmo de Panamá. Más tarde la escasa protección que daba la Bahía de Nombre de Dios, causó que se trasladara a Portobelo. Una bahía profunda que ofrecía un manto protector natural adecuado para instalar un sistema fortificado de defensa de mayor seguridad.

La actividad de piratería y pillaje realizada por bucaneros fue constante y se constituyó en una amenaza para la actividad comercial y la estabilidad de las colonias, por tal motivo los españoles tuvieron que construir fuertes y lugares de defensa más seguros.

La provincia de Colón siempre ha jugado un papel determinante en el devenir histórico y económico del istmo de Panamá. Nacida gracias a su auge como una de las terminales del ferrocarril transoceánico construido en 1851, y la fundación de la ciudad de Aspinwall, actual ciudad de Colón. La moderna ciudad de Colón espera al visitante con sus exóticos paisajes costero y monumentos que hablan al visitante de un pasado glorioso.

Durante la época de la Colonia, la ciudad de Colón, capital de la provincia del mismo nombre, fue un punto estratégico para el tráfico de los tesoros procedentes de las colonias hacia España. Y es que el destino de esta ciudad siempre ha estado enlazado a su privilegiada posición geográfica, que le ha permitido ser la Terminal Norte del Canal de Panamá.

La ciudad de Colón está estratégicamente ubicada en el centro de la provincia del mismo nombre, y cuenta con más de 204,000 habitantes divididos en cinco distritos .

Siempre ha sido una ciudad de tránsito, tanto de mercancías como  de personas, como lo fue durante la Fiebre de Oro de California. Por su territorio transitan también los turistas, ávidos de visitar esta provincia que se encuentra hacia el norte de la ciudad de Panamá, a una hora a través de la carretera transístmica.

Mapa de la Provincia de Colón

Este mapa muestra algunos de los lugares mencionados en esta guía de la Provincia de Colón.

Tags

Places

    Direction

      ¿Cómo llegar a Colón?

      Si usted se encuentra en la ciudad de Panamá y opta por ir a la ciudad de Colón, puede hacerlo desde la terminal de Albrook por  buses. El trayecto es recorrido en aproximadamente 50 minutos, cuando llegue a Colón puede tomar un taxi que le llevará al destino que usted ha elegido. La mayoría de los conductores de taxis hablan inglés.

      En el caso que usted se traslade a través de un auto, tome desde el comienzo la Carretera Transístmica que le llevará directamente a la ciudad atlántica, ya que el mismo nombre de la carretera significa que atraviesa al istmo hasta al otro extremo donde se ubica la ciudad mencionada. Cuando usted ande por las avenidas de la ciudad de Panamá, encontrará que está debidamente señalizada mostrando la forma de ir a Colón.

      También puede hacer el viaje a través del Ferrocarril. Usted necesitará solicitar el servicio de un taxista que lo transporte a la estación ferroviaria ubicada en el corregimiento de Ancón. El trayecto vía ferrocarril le da la oportunidad de atravesar por el borde del lago por donde pasan los barcos que transitan por el Canal de Panamá. Le recomendamos esta opción para observar hermosos paisajes de las reservas boscosas y acuáticas del istmo.

      Pero, si prefiera realizar el viaje por aire, Aeroperlas ofrece vuelos diarios desde el Aeropuerto de Albrook y en unos 35 minutos arribará a la ciudad atlántica.

      La Represa de Gatún

      Adéntrese en el territorio selvático de Colón y conozca la imponente represa de Gatún, vital para la operación del Canal. Fue construida para represar el Río Chagres y formar el Lago Gatún, que hasta 1940 era el lago artificial más grande del mundo. Cuando el Gatún fue creado inundó cerca de 262 kilómetros de selva, poblados y tramos de ferrocarril.

      Las Ruinas de San Lorenzo

      Siga el curso del magestuoso Río Chagres, en cuyas aguas navegó Henry Morgan durante su incursión a la ciudad de Panamá La Vieja, hasta su desembocadura, en donde encontrará las Ruinas de San Lorenzo, que se levantan desafiando al tiempo y al avance de la selva circundante.

      El Fuerte San Lorenzo se encuentra aproximadamente a una hora en carro desde la ciudad de Colón, a menos que deba esperar el paso de un barco, ya que la carretera cruza un puente que pasa sobre las Esclusas de Gatún.

      El Puerto Bello de Colón

      Esta ciudad fue fundada el 20 de marzo de 1597 por Francisco Velarde y Mercado, más su nombre se lo había dado el propio Cristóbal Colón décadas antes. Hace siglos, en este puerto era depositado todo el oro proveniente de las colonias en Suramérica, mientras que una flota de galeones se hallaba anclada en su bahía para llevarlo a tierras españolas. Estas riquezas, provenientes de sitios como el Perú, eran guardadas en el recién restaurado edificio de la Aduana. Las mismas eran llevadas a Portobelo en mulas a través del célebre Camino de Cruces, que iniciaba en la ciudad de Panamá y llegaba hasta el pueblo de las Ventas. De ahí la carga era transportada en botes a través de las caudalosas aguas del Chagres hasta Portobelo, donde se embarcaban hacia España.

      Como era de esperarse los tesoros que se guardaban en Portobelo fueron blanco de las codicias de diversos bucaneros y corsarios, como fue el caso de Henry Morgan, quien saqueó la ciudad a pesar del sistema de fortificaciones implementado por los españoles, que estaba conformado por el Fuerte de Santiago La Gloria, erigido en 1601 a la entrada del pueblo, y el Fuerte San Jerónimo, de mayor tamaño. Este último conserva muchas de sus estructuras a pesar del paso de los años.

      Hoy en día Portobelo guarda un tesoro igual de valioso: su riqueza histórica. En 1980 fue declarado por la UNESCO como parte del Patrimonio de la Humanidad. Este legado es preservado por sus 3 mil habitantes, en su mayoría de raza negra, descendientes de los esclavos traídos por los conquistadores. Los mismos se dedican a la pesca, el comercio de cocos y los servicios turísticos.

      Además de su historia, Portobelo cautiva con su belleza caribeña. Con sus cuatro operadores de buceo que mantiene instalaciones a la entrada del pueblo, éste es uno de los paraísos para los fanáticos de esta actividad, quienes pueden hospedarse en uno de estos centros si así lo desean.

      El Tambor de los “Congos”

      Si usted no ha tenido la oportunidad de presenciar un baile Congo, se ha estado perdiendo una de las manifestaciones más interesante de la cultura caribeña. Sea testigo del frenesí de esta embriagante danza, que tiene lugar en pleno carnaval, que se celebra en el mes de febrero.

      La misma nace como una burla de las poblaciones de esclavos a los reyes de España. Durante varios días, los participantes asumen el papel de negros cimarrones huyendo de los españoles. Según el argumento del baile, los personajes que representan a los congos pelean contra el diablo, que durante esos días anda suelto. Al final las fuerzas diabólicas son vencidas por la la “Reina Conga”, asistida por personajes como “el pajarito” y “Juan de Dios”. A través de esta farsa, tal vez los antiguos esclavos encontraban algo de libertad.

      Las Leyendas Del Cristo Negro

      Una de las tradiciones religiosas más fervientemente seguidas en Panamá tiene como centro de su devoción a un Cristo Negro. se trata de una fiesta religiosa que es todo un testimonio de fe para un pueblo y para miles de peregrinos procedentes de todo el país.

      ¿Cómo llegó la imagen de este Cristo a Portobelo? Existen varias leyenda que tratan de explicar este suceso. Una de ellas cuentan que a un barco se le veía imposibilitada la salida del puerto rumbo  Cartagena por violentas tormentas que se manifestaban cada vez que intentaba zarpar. Estando a punto de naufragar durante un quinto intento, los desesperados marineros deciden aligerar la carga tirando por la borda una enorme y pesada caja que llevaba en su bodega. Después de esto, el barco se alejó sin dificultades. Poco tiempo después, unos pescadores encontraron la caja y la abrieron, encontrando dentro la efigie de un Nazareno, la cual llevan al pueblo posteriormente la colocan en la iglesia.

      La otra historia es todavía más fantástica. Cuenta que unos pescadores encontraron una caja flotando en el mar durante una epidemia de cólera. Adentro estaba el Cristo, el cual es llevado a la iglesia. Casi inmediatamente la epidemia concluye  y los enfermos se recuperan milagrosamente.

      Una tercer leyenda asegura que la iglesia de Taboga (isla del pacífico panameño) ordenó la imagen de un Jesús Nazareno a un proveedor en España. Casi al mismo tiempo, la iglesia de Portobelo le solicitó al mismo artesano una imagen de Santo Domingo. Al parecer surgió una equivocación al momento de enviar las imágenes a su destino, quedando la imagen que era para Portobelo en Santo Domingo y viceversa. A pesar que se trató de corregir este error, todos los esfuerzos fueron vanos, pues siempre ocurría algo que impedía que el Nazareno abandonara el pueblo. Finalmente, la población tomó esto como un mensaje divino y desde entonces el Nazareno reside en Portobelo.

      Independientemente del grado de verdad que tengan estas historias, lo cierto es que el Cristo Negro de Portobelo es fuente de devoción para muchos panameños. Algunos vienen a pie, otros de rodillas o cargando pesadas cruces como penitencia o como pago de plegarias escuchadas.

      Para usted no se le hará nada difícil llegar a Portobelo, ya que se puede viajar en carro a través de la carretera Panamá-Colón. También puede tomar alguno de los buses que salen desde la piquera de Buses de Colón en la Avenida Central.

      Isla Grande, Destino Caribeño

      Más allá de Portobelo, después de casi media hora de camino se llega al poblado La Guaira, donde se toman los botes que conducen a Isla Grande.

      Aquí podrá acostarse sobre una silla plegable a observar cómo las olas rompen sobre las blancas arenas, o a disfrutar de un delicioso cóctel caribeño, disponible en cualquiera de sus excelentes restaurantes y hoteles. Tome el sol en la playa “La Punta”, y después refrésquese con un chapuzón en sus cristalinas aguas. Sumérjase y disfrute de los corales que rodean a la isla.

      La mejor vista de Isla Grande y sus alrededores la obtendrá desde un faro localizado tierra adentro sobre la colina. Si lo desea puede darle vuelta a la isla en bote o explorar los manglares cercanos.Contemple el Cristo enclavado en el mar, que fue erigido como producto de una “manda” hecha por uno de los moradores de la comunidad.

      Para llegar a esta isla, que nada tiene que envidiarle a otros destinos caribeños, se pueden tomar buses desde Sabanitas, en la ciudad de Colón, o desde Portobelo con destino a la Guaira.

      Renovación de la Ciudad de Colón

      El 27 de febrero es el Aniversario de Colón, por ello la imagen mostrLa ciudad de Colón por muchos años no fue atendida y sufre de problemas como aguas negras, inseguridad, falta de agua potable y viviendas dignas. Actualmente el Gobierno del Presidente Juan Carlos Varela tiene un proyecto para la renovación urbana de la Ciudad de Colón, puedes ver el vídeo para conocer más del proyecto.

       

      Popularity: 3% [?]