Obesidad, Causas y Tratamiento

Obesidad, Causas y Tratamiento

397
0
Compartir

La obesidad descrita en términos prácticos se define como una excesiva acumulación de energía en forma de grasa, en cambio el sobrepeso, es considerado como un marcado desequilibrio sobre la talla y que depende, en la mayoría de los casos, del aumento del tejido magro.

El método utilizado para determinar el grado de obesidad en las personas es el Indice de Masa Corporal (IMC) o Indice de Quetelet.

Una de las ventajas más importantes que ofrece el uso de este indice es que explica las diferencias en la composición corporal, definiendo el grado de adiposidad de acuerdo a la relación del peso con la altura, y elimina la dependencia de la talla corporal.

Para encontrar el Indice de Masa Corporal (IMC) hay que dividir el peso en kilogramos entre el cuadrado de la altura, expresado en metros.

IMC = peso/altura2 (kg/m2). Según la cifra obtenida, se estima:

  • Obesidad grado 1: IMC de 25 a 29.9
  • Obesidad grado 11: IMC de 30 a 40
  • Obesidad grado 111: IMC más de 40

Mientras más aumenta el indice, hay mayor riesgo de problemas de salud. El IMC aumenta con la edad.

 

La distribución de depósitos de grasas

Según indican los expertos, pueden darse todo tipos intermedios posibles, se han establecidos dos formas características de distribución de las grasas.

  • Tipo “Ginoide” (pera): la grasa se deposita en los muslos y glúteos. Esta distribución es clásica en las mujeres y se interpreta como una reserva de energía para apoyar el embarazo y la lactancia.
  • Tipo “Androide” (manzana): La grasa se deposita en cintura y abdomen alto. Tiene mayor riesgo de hipertensión, enfermedades cardiovasculares y diabetes no dependiente de insulina.

Los individuos de cuerpos robustos y androides queman más calorías y adelgazan más fácilmente que los ginoides.

 

Causas de obesidad

Son varias las causas de la obesidad y no bien conocidas, sin embargo, existe la aceptación general que lo provoca un desequilibrio entre la ingestión de energía en relación con el gasto. Es decir se consume más energía de lo necesario.

Se destaca la influencia que  ejerce en el desarrollo de esta enfermedad los factores genéticos y ambientales. Los factores ambientales están vinculados de manera directa a la forma en que comemos. Vale mencionar entre otros, la hiperfagia (comer en exceso) y los cambios o situaciones culturales y psicológicas ( estrés, ansiedad, dieta de cafetería, etc.).

 

El tratamiento de la obesidad

Está centrado en la adopción de distintas medidas : dieta baja en calorías y educación nutricional, ejercicio físico, modificación de conducta y apoyo psicológico.

La obesidad es según el concepto clínico incurable y debe tratarse de forma continua similar a otra dolencia crónica.

Los tratamiento para la reducción de peso con cierto grado de éxitos incluyen programas que integran :

  • Dieta
  • Ejercicio físico
  • Modificación de conducta
  • Educación nutricional
  • Apoyo psicológico

Hay que considerar como algo muy importante mantener el ritmo constante en el grado de pérdida de peso, ya que cuando se pierde peso de forma constante por tiempo prolongado se incrementa notablemente la reducción de depósitos de grasa. También se destaca, que la continuidad limita la pérdida de proteínas y tejidos vitales.

Es recomendable mantener una pérdida de peso entre 500 a 750 g por semana, lo que supone lograr una reducción aproximada que oscila del 10 al 15% del peso corpòral en un año.

 

Dietas con reducción de energía

Para iniciar un programa de pérdida de peso, propondrá una restricción calórica que dependerá de la persona y de los objetivos que se quieren obtener, teniendo siempre presente que la dieta debe ser nutricionalmente adecuada.

  • Tiene que ser alta en hidratos de carbono ( almidones ) : 55%. Hay que limitar los azúcares sencillos y no ingerirlos   nunca después de las comidas.
  • Necesita tener una cantidad normal de proteínas : 0¨8 a 1 g/kg/día.
  • Se controlará en lo posible la ingestión de grasas : 20 a 30%.
  • Incluirá fibra adicional para reducir la densidad calórica y promover la saciedad.

En caso que la dieta sea menor de 1.200 kcal, se aconseja suministrar suplementos vitamínicos y minerales, ya que una dieta muy baja no asegura raciones dietéticas recomendadas.

Es importante siempre observar la siguiente práctica : las dietas hipocalóricas nunca deben contener menos de 800 kcal.

De esta manera, un programa ideal debe incluir :

  • Reducción de energía entre 500-750 kcal diarias.
  • Ejercicio aeróbico diario : caminar al menos 90 minutos seguidos ( se empieza a quemar reservas de grasa después de los primeros 40 minutos ).
  • Apoyo psicológico : concienciación familiar, grupos de apoyo, etc.

Si está interesado en entrar en un programa de reducción de peso eficaz, le recomiendo el siguiente enlace. Se trata de unos de los programas de mayor éxitos de los últimos tiempos: Factor Quemar Grasa.

Foto: rattopennugu

Popularity: 2% [?]