Creado el 30 de diciembre de 1992, el Parque Nacional Camino de Cruces tiene una extensión de 4,373 hectáreas (10,806 acres), que se extienden de forma paralela al Canal de Panamá.

El área donde se encuentra el Parque Nacional Camino de Cruces tuvo siempre una gran importancia como ruta de tránsito, pues ha servido como zona de paso a las especies de vida silvestre entre Norte y Sudamérica, desde la formación de lo que es hoy el istmo panameño. Los españoles, por su parte, se dieron cuenta de la importancia estratégica de tener una ruta a través del istmo para el comercio de mercancías y tesoros entre la costa Pacífica del continente y Europa. De esta forma establecieron un camino que con el tiempo se llamó Camino de Cruces, atravesando lo que hoy es el Parque. Con el paso de los siglos, el descubrimiento de oro en California se inició una nueva época de apogeo de este recorrido, ahora del oro californiano hacia la costa Atlántica de EE. UU y Europa. En la actualidad cierra el corredor natural que protege la rivera este del Canal de Panamá, que lo suplantó como ruta de tránsito de mercancías, y asegura de esta forma su mantenimiento.


Los bosques húmedos tropicales caracterizan este parque nacional de suave topografía ondulada, en el que se encuentran grandes árboles de Panamá, ceiba, cuipo, nance, roble, y guayacán cuya espectacular floración en abril y mayo, anuncia el final de la época seca. También pueden encontrarse aquí majestuosas palmas reales y los grandes higuerones que mantienen un relación simbiótica con una diminuta avispa que hace posible la polinización de estos árboles.

La vida silvestre del Parque es espectacular. Las aves son muy abundantes y variadas destacando la presencia del águila crestada, el cuclillo faisán, la guacamaya rojiverde, y el trogón colpizarra. En el estrato arbóreo de este bosque húmedo tropical viven el mono tití y el esquivo jujaná, mientras que los venados corsos y los cola blanca comparten el suelo de esta área protegida con los gatos solos y los ñeques.

La riqueza y variedad de la fauna y flora se complementa con el gran valor histórico colonial del Camino de Cruces que ha dado nombre al Parque. Por esta vía los españoles transportaban el oro y otras riquezas procedentes del Perú, Baja California y Chile desde la ciudad de Panamá (la primera ciudad fundada en el Pacífico americano en el año 1519) hasta Portobelo en el Caribe, atravesando todo el istmo. Esta ruta era entonces mitad navegable y mitad por tierra, y llegaba hasta Nombre de Dios. Los visitantes del Parque pueden encontrar todavía algunos tramos de su característico empedrado.

Popularity: 7% [?]