El PILA como mejor se le conoce posee un total 207,000 hectáreas entre Chiriquí y Bocas del Toro, de las cuales 62.1 hectáreas se encuentran en Chiriquí.

Ha sido declarado por la UNESCO Patrimonio Mundial de la Humanidad, por la gran importancia que tiene para la preservación de la biodiversidad no sólo de Panamá sino del continente. Este parque aloja el mayor número  de especies tanto de animales grandes como jaguares, así como una gran variedad de aves, entre ellas el hermoso Quetzal. Sus bosques tropicales húmedos son los últimos bosques primarios de Centroamérica y posee 7 de las 12 zonas de vida necesaria para el sostenimiento de los principales ecosistemas terrestres.

Popularity: 4% [?]