Veraguas: Lugar de Paisajes

Veraguas: Lugar de Paisajes

964
0
Compartir
Playa de Santa Catalina

Es una provincia de una posición privilegiada al ser la única en la república de Panamá que posee costas en ambos mares. Entró a la historia al ser visitada por el navegante Cristóbal Colón, quien quedó deslumbrado al observar la abundante fauna y la flora cobijada entre sus selvas y montañas.

El nombre de Veraguas proviene de la lengua indígena veracuá o piragua, que significa verdes aguas. Este nombre le viene como anillo al dedo porque es una región donde los ríos de aguas cristalinas, las lagunas, las caídas de agua y las playas de arenas blancas con sus míticos secretos forman un paisaje seductor.

El Almirante Colón, trató de  fundar la primera colonia de tierra firme en sus costas, pero la amenaza de un ataque indígena le hizo cambiar de idea. El gobernador de Castilla de Oro, Diego de Nicuesa también lo intentó durante la expansión española en el istmo, pero las dificultades del terreno y la hostilidad de los indígenas le hicieron huir a Nombre de Dios, poblado ubicado en las costas colonense. Se trató por tercera vez fundar una colonia en la costa del Golfo de los Mosquitos. Sin embargo, nuevamente el impacto climatológico, la geografía y las enfermedades no lo permitieron.

Otro obstáculo que tuvieron los españoles en su conquista del territorio veraguense fue el indómito Urracá, un aguerrido jefe indígena que había sacado provecho a su adaptación al clima local y al conocimiento del terreno. En 1560, el descubrimiento de minas de oro motiva la fundación del poblado de Concepción en el norte de esta provincia.

Durante la colonización española se le conoció como el Ducado de Veraguas, siendo los descendientes de Cristóbal Colón los que ostentaban este título. Hoy en día, Veraguas es una provincia de grandes contrastes, rica en tradiciones, costumbres y leyendas tan diversas como sus cautivadores paisajes.

Destino Santiago

Ya sea que estés buscando aventuras o, por el contrario, deseas encontrar un sitio dode relajarte, la ciudad de Santiago, capital de la provincia de Veraguas, es el destino ideal para ti.

Con una población aproximada de 72,991 habitantes, esta acogedora ciudad es el centro de la intensa actividad agrícola de la provincia. Visite sus atracciones turísticas o haga un recorrido por los diversos hoteles y restaurantes con comida de todo tipo que se encuentran en la Carretera Panamericana.

Los Murales de la Escuela Normal de Santiago

Si te preguntas por qué una escuela que queda en el interior de Panamá fue declarada como un monumento histórico nacional, solo debes contemplar la fachada de este centro donde se forman los maestros del país.

La fachada del edificio, ubicado en la ciudad de Santiago, es de un estilo plateresco con columnas adornadas por efigies de reinas y desnudos esculturales. En las paredes del salón principal, se puede admirar algunos murales creados por Roberto Lewis, uno de los más grandes pintores panameños. A la izquierda de la habitación, el maestro pintó “El Descubrimiento del fuego”, “El Código de de Hammurabi”, “El Escriba Egipcio”,”Los Mártires de Gólgota”, “Nicolás Copérnico” y “La Era Moderna”.

Célebre por sus alegorías, Lewis pintó además “El Nacimiento de la aurora”, en el marco. Hacia la derecha podrá apreciar “El Holocausto de la Raza y la Nobleza Indígena”, que presenta una escena en la que princesas indígenas son transportadas en literas cargadas por esclavos.

San Francisco de la Montaña

A diecisiete de kilómetros de Veraguas, usted encontrará una joya del arte barroco: la Iglesia de San Francisco de la Montaña, que se remonta al año de 1727, ubicada en el pueblo del mismo nombre.

Admire las tallas de su altar, inspiradas en las Sagradas Escrituras, así como sus cariátides, que reflejan el sincretismo del catolicismo español con la cultura indígena.

Las riquezas de Santa Fe

En el pasado los conquistadores españoles vinieron a Santa Fe atraídos por las promesas de encontrar grandes yacimientos de oro. Hoy día, esta zona, declarada Parque Nacional en el 2001, guarda riquezas naturales de gran potencial turístico. Y no es para menos, ya que cuenta con un clima agradable, magestuosas montañas, hermosos paisajes, ríos de aguas pristinas y junglas que albergan una extraordinaria diversidad de flora y fauna.

localizada al norte de la provincia, esta tierra es un destino ideal para los amantes del ecoturismo y el turismo de aventura. Si buscas tener un encuentro más cercano con la naturaleza, este es el lugar indicado. Sus cascadas y los ríos con rápidos como Santa María, Bulabá y Narices, te están esperando.

Su paisaje montañoso, como Cerro Mariposa en la Cordillera Central, es otro de sus múltiples atractivos. Sus bosques son el hogar de más de 400 especies de pájaras, tucanes, pavos y una amplia variedad de colibries. Tenga cuidado con las especies de rana, ya que a pesar de sus vibrantes colores son altamente tóxicas.

Los bosques de Santa Fe son un santuario para diversos mamíferos en peligro de extinción, como por ejemplo el jaguar, el venado, el oso perezoso, el oso hormiguero, los tapires, entre otros.

En la región se encuentran más de 350 especies de orquídeas, así como también begonias que adornan con sus colores y forman llamativas la espesa jungla de la cordillera Central.

Adicionalmente a sus bosques pletóricos de biodiversidad, Santa fe es también un lugar de gran relevancia histórica, especialmente por sus petroglifos y sus minas de oro abandonadas, como por ejemplo, el Cocuyo.

Cruzando la cordillera hacua el norte, se encuentran cafetales y plantaciones de naranjas, y extensas playas vírgenes que, debido a su inaccecibilidad, representan todo un desafío para aquellos visitantes con verdadero espíritu aventurero.

El pueblo de Santa Fe fue fundado cerca del año  de 1527, por el capitán Francisco Vásquez, con el propósito de servir como un centro para la catequización. Este fue un esfuerzo para tratar de desarticular la resistencia de los indígenas y para asegurar paso seguro hacia las ricas minas de oro de la región.

Urracá fue el líder indígena que más le hizo frente a los españoles. Amparado en las montañas de Veraguas, protagonizó junto a sus guerreros violentas batallas contra los conquistadores.

Su riqueza aurífera hizo famosa a esta tierra hace siglos atrás. Actualmente, sus atractivos ilimitados los que hacen de este lugar un destino obligatorio.

Isla de Coiba: Paraíso Marino

La isla de Coiba representa un paraíso marino, un destino soñado para el ecoturismo. La existencia en esta isla, anteriormente, de una colonia penal ha limitado el acceso a la misma, lo que ha contribuido a que sus ecosistemas se hayan mantenido casi intactos hasta la fecha.

Las 270,125 hectáreas del Parque Nacional Coiba lo convierten en el parque marino más grande del mundo. El mismo protege una serie de ecosistemas insulares de gran importancia, debido al número de especies en peligro de extinción que habitan sus tierras y costas.

Coiba cuenta con una extensa lista de atractivos, entre los cuales se encuentran sus arrecifes coralinos, El arrecife coralino más antiguo de América Central, llamado coral de Fuego, que se creía extinto, puede ser hallado aquí.

Visite sus bosques tropicales que se encuentran en un estado casi virgen, sus playas de arena fina y aguas traslúcidas, donde podrá ver y apreciar peces multicolores increíbles.

Para acceder a  sus espectaculares paisajes, se debe tomar una lancha en Puerto Mutis, en la provincia de Veraguas. Previamente a su visita deberá contar contactar a un operador turístico, quien solicitará los permisos necesarios a la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM).

Coiba cuenta con instalaciones muy completas, ya que es destino frecuente para científicos procedentes de todas partes del mundo que llegan interesados en estudiar su rica flora y fauna.

Santa Catalina, destino para el surf

Las olas de Santa Catalina convocan a cientos de surfers. Esta playa es famosa a nivel internacional como uno de los mejores sitios para surfear, e incluso ha llegado aser comparada con la playa Sunset en Hawai.

Para acceder a la misma hay que viajar desde la ciudad de Panamá a Santiago, y después a Soná. Para llegar desde Panamá a Veraguas, la vía más fácil es a través de carretera en un viaje que toma casi 3 horas. Desde Soná dos buses hacen el viaje diario a Santa catalina.

Santa Catalina es un poblado pequeño de pescadores, la carretera lo lleva directo a la playa que visitan los que no van propiamente a surfear. El pueblo ha tenido en los últimos un crecimiento y ya existen algunas tiendas en las que puedes adquirir víveres y bebidas.

Actualmente los lugares de hospedaje no reúnen las condiciones para albergar niños, son especiales para surfeadores que no exigen tantas comodidades. Algo interesante de destacar es que en Santa Catalina puedes hacer todas las conexiones necesarias para visitar Coiba.

Los Humedales del del Golfo de Montijo

Los ríos San Pedro y San Pablo, ambos ubicados en la Provincia de Veraguas, unen sus aguas para crear unos de los más completos ecosistemas de Panamá: los Humedales del Golfo de Montijo.

Ambos ríos confluyen en esta área, creando junto a numerosos afluentes, una serie de canales y tierras costeras que constituyen un habitat para numerosas especies marinas de importancia para la pesca, una actividad esencial para la gente del Golfo de Montijo.

Estas tierras, que abarcan 140 hectáreas de marismas, áreas marítimas, bosques secundarios y pastizales, también proveen zonas de anidación vitales para especies de aves marinas y migratorias.

Visite estos humedales que han sido declarados SITIO RAMSAR y disfrute de un paisaje diferente y exótico.

Puerto Mutis

En Puerto Mutis (Montijo), principal puerto de acceso hacia la costa sur de la provincia de Veraguas, podrá degustar ricas comidas preparadas con mariscos frescos. Desde Puerto Mutis puedes visitar el Parque Nacional Coiba y conocer su diversidad de ecosistemas, flora y fauna.

Foto de Playa Santa Catalina: Alex E. Proimos

Información de la Autoridad de Turismo de Panamá

Popularity: 5% [?]